Muchas veces educamos a nuestros hijos a partir de ciertas ideas y enseñanzas que hemos aprendido, pero no analizamos si realmente es la manera amorosa de hacerlo.

Berna Iskander, periodista, bloguera y conductora del programa Conoce Mi Mundo en la Emisora Cultural de Caracas, explicó que es importante implementar en nuestros hijos la crianza respetuosa.

Por insignificantes que parezcan, los métodos que algunos padres utilizan para educar a los hijos como los castigos y los golpes, son considerados como violencia y pueden impactar en gran medida la vida del niño.

Algunas consecuencias de una educación basada en violencia sutil pueden ser:

  • Los padres dañan la relación con sus hijos.
  • El niño aprende cosas que no son saludables para su vida. Por ejemplo, cuando está llorando y lo mandamos a su cuarto lo estamos enseñando a que debe aislarse y no puede ser escuchado y consolado cuando le sucede algo malo. Ellos pensarán que sus necesidades no son importantes.
  • El niño pensará que la violencia es la manera de arreglar las cosas y que la puede utilizar con los demás.
  • Cuando sean mayores pueden involucrarse en malas relaciones. Por ejemplo, si una niña fue maltratada de pequeña y decía “Mis padres me pegan porque me quieren y para que sea mejor”, de grandes se le hará fácil estar con un hombre que la maltrate y pensará lo mismo, “abusa de mi porque me quiere”.

Para evitar esto, debemos aprender a educar a los hijos desde la crianza respetuosa, es decir, cambiar el switch de lo que nos enseña la sociedad y empezar a ver desde la perspectiva del niño, conocer sus necesidades y aprender a satisfacerlas.

Educar a nuestros hijos desde la crianza respetuosa es educarlos sin prejuicios. Muchas veces como adultos tenemos prejuicios ante las capacidades de los niños y pensamos que nosotros tenemos la razón y el niño no sabe nada.

Comenzamos a forzar al niño a que madure de manera rápida, y no nos estamos dando cuenta que al forzarlos los estamos maltratando.

Al igual que forzar, hay algunos padres que retrasan el desarrollo de sus hijos cuando se apropian de ellos y no los dejan avanzar.

Es importante ser pacientes en su desarrollo y esperar el momento en el que nuestros hijos estén listos para dar un nuevo paso. No empujarlos y no retrasarlos, sino soltarlos para permitir que maduren y crezcan a su propio ritmo y solamente estar ahí apoyándolos.

Para lograr esto es importante ser responsivos, hacerles ver que siempre estaremos ahí para ellos y crear un vínculo de apego seguro en donde los niños puedan sentirse felices.

 

¿Crees que tu hijo/a es inquieto/a y se le dificulta poner atención o tiene bajas notas en la escuela?
Probablemente tiene TDA o TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad)
Descarga la Guía de TDA y TDAH aquí —> Descargar 

Anuncios